domingo, 29 de noviembre de 2009

Meditación de Luna Llena: Significado



La meditación en el momento de la luna llena es una importante forma de servicio. La luna llena de cada mes es un período de intensificación de la energía y de elevación de la actividad espiritual; un momento de inspiración e intuición y de acrecentada oportunidad para servir. En el momento de la Fiesta de luna llena, la luna se encuentra en el lado opuesto de la tierra y alejándose del Sol.
Esto permite una relación plena, directa y sin obstáculos entre la tierra y el sol, fuente de nuestra vida, de nuestra conciencia y energía, lo cual simboliza la relación existente entre la personalidad humana y el alma. El tiempo de luna llena es la pleamar de las energías espirituales, tanto en el planeta como en el mundo del pensamiento humano.

Quienes eligen servir de este modo, emprenden el trabajo mental de redención y renovación, transformando e iluminando la atmósfera interna de la conciencia humana. Es necesario alinearse subjetivamente con el grupos de meditadores, para proteger al individuo de una posible sobreestimulación. La suma de meditadores de muchas naciones aumenta la efectividad de este trabajo de servicio, por medio de la meditación; el grupo es más grande que la suma de sus partes:

La afluencia de energía espiritual en el momento de la luna llena es aumentada por el pensamiento enfocado de los meditadores en cooperación. Esto produce varios efectos: refuerza la relación subjetiva entre todos los miembros del reino humano; influencia también la relación entre la humanidad y los demás reinos que coexisten en este planeta.

Si lo desean, pueden hacer alguna meditación para nuestro planeta. Aquí les sugerimos una:

"Nos aquietamos cerrando los ojos, y respiramos profundo tres veces. Imaginamos que una gran Luz blanca entra por nuestra cabeza, llega al corazón, allí se expande llenándonos de Luz por dentro y por fuera. Luego imaginamos que esta misma Luz sale por la palma de nuestras manos.
Ahora vamos a ver al planeta delante nuestro girando muy lentamente y mientras lo hace nosotros ponemos nuestras manos cerca de él haciéndole llegar la Luz que sale de nosotros. Lo vemos llenárse de Luz, empezando por nuestra casa, luego nuestro país, todos los países, cada continente; cada planta, cada árbol, cada flor; los animales, los mares, la tierra, el aire y cada persona que habita en nuestro Planeta.
Todo, absolutamente todo, queda cubierto con esta Luz que le dará la alegría, el equilibrio y la armonía que tan bien le hace."

(fuente: sabiduría arcana)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.