sábado, 26 de noviembre de 2011

ATRAPAR LA COLA DEL GORRION


“Atrapar la cola del Gorrión” es el nombre de una de las formas principales del estilo Yang deTai Chi Chuan. Su presencia es una constante en todas las formas Yang, ya sea desde la forma  8, 16, y la forma Nacional de 24 movimientos, hasta  la forma larga de 108 movimientos. Pero su verdadera importancia radica en la aplicación práctica de los principios fundamentales que contiene, ya que la técnica en sí, sintetiza  las cuatro fuerzas o energías fundamentales del Tai Chi.
Estas son Peng (Contener), Liu (Arrastrar), Ji (Presionar), y An (Empujar). A éstas  se les une  Lieh (Separar), que en su rol de transición, unifica la secuencia imprimiéndole el carácter de movimiento continuo (Lian Xu Yundong). La forma del Gorrión se practica orientándose a ambos lados, es  decir tanto hacia la izquierda (Ku), como hacia la derecha (Pan).
Otro aspecto a destacar es la dirección que toma la ejecución práctica de la forma. Puntualmente, nos referimos al movimiento de desplazamiento en la ejecución de la secuencia, el  mismo está a cargo del movimiento de las extremidades inferiores en conjunción con la alineación de nuestro centro vital (Dan Tian), y el movimiento de rotación de la cintura durante la ejecución de la forma. La técnica entonces, comienza con paso estático frontal (Ding), concentrando la energía de  nuestro centro vital ( Dan Tian), bajándolo y equilibrando nuestro Chi, liberando su energía desde el “globo” que lo contiene.
El movimiento entonces define su dirección, ya sea hacia la izquierda (Ku) o derecha (Pan), adoptando la postura frontal (Jin), en conjunción con la fuerza de intercepción (Peng), con la intención de neutralizar una fuerza de oposición. Seguido, observamos la acción del movimiento de retroceso (Tui), que en conjunción con la fuerza de arrastre (Liu), desestabilizan el Chi del oponente, perdiendo  su centro de gravedad, y ”arrastrandolo” a nuestro plano.
Ya en control de la situación, comienza  el  contra-ataque, volviendo a la postura frontal, rechazando  al oponente con la fuerza de presión (Jin), completando la acción desestabilizadora, aplicándole la energía de separar (Lieh).
Por último, esta acción hace al oponente más vulnerable aún, lo  que nos permite aplicar la fuerza de empuje (An), impulsando desde la dirección de retroceder (Tui), para  luego expulsar al oponente de nuestro espacio vital, volviendo a la dirección de movimiento frontal (Jin), y finalmente cerrando la secuencia aplicando la fuerza de empuje (An).
La Forma del Gorrión es componente esencial del Tai Chi y una excelente herramienta para profundizar su práctica en sus principios fundamentales.
fuente: www.taichienuruguay.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.